Trstenik – el Puerto del Vino

Trstenik Dalmatia

Como la navegación suele estar estrechamente vinculada con la gastronomía y enología, cualquier navegante que se precie debería marcar Trstenik como uno de los lugares de visita obligada en su paseo por el Adriático croata. La razón de esto es muy simple – el lugar es conocido como “el puerto del vino“. Pelješac siempre ha sido famosa por sus vinos, algunos de los cuales tienen una reputación internacional. En los últimos años, el negocio del vino se ha incrementado rápidamente.

Trstenik está situada en la parte central de la península de Pelješac, en su costa sur. En el siglo XIX, Trstenik fue un punto importante de transporte, y la economía de Pelješac se basaba en la exportación de vino y uvas. Trstenik perdió gradualmente su importancia comercial, pero rápidamente se convirtió en un destino turístico.

Hay un dique, construido por los austro-húngaros en 1903, que domina el “puerto del vino”. El puerto está bastante lleno de cruceros durante la temporada alta, pero la parte restante de la línea de la costa y sus alrededores son adecuados para el amarre y fondeo. Aquellos navegantes que disfruten de una buena copa de vino, son bienvenidos a las varias bodegas de Trstenik, entre las que la de Grgić es la más popular. El propietario de esta bodega se ganó su fama en California, donde produjo el famoso chardonnay que venció a los mejores chardonnays de California y de Francia en una competición en París en 1976. En Trstenik se ofrecen solamente clases autóctonas de vinos, ninguno de los cuales decepcionará a un verdadero amante del vino.

Aparte de las bodegas, hay tres restaurantes y dos pizzerías en la aldea. La mejor combinación de comida tradicional y vino de la tierra autóctono es ofrecida por las familias Radovanović y Živkušić. Además, le servirán un bocado muy inusual de un pan hecho a base de harina de algarroba.

Además de una excelente comida y vinos, es posible que escuche muchas historias interesantes sobre la historia y el desarrollo de este pintoresco puerto por parte de sus residentes. Otra ventaja de este lugar es el hecho de que la carretera que une Trstenik con el resto de la península se encuentra en mal estado, lo que podría ser un argumento más para visitar Pelješac en barco. Después de una visita a Trstenik, un viaje por el resto de la interesante península de Pelješac es más que recomendable.

¡Les deseo un mar tranquilo, un viento agradable y un mástil fuerte!

Janko

Janko

Janko is a professional skipper in love with writing. Our most prolific blogger, he has sailed the Adriatic from the north to the south. With an incredibly broad array of interests, Janko is an expert in a variety of topics, all of which he delivers to our readers in a clear, imaginative and often humorous manner.

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.