¿Pueden navegar los niños?

Llevar los niños a bordo de un barco durante las vacaciones puede ser una experiencia fantástica.

Es una gran oportunidad para que los niños tengan una experiencia a bordo y aprendan sobre la naturaleza, el mar y los diferentes países.

Sin embargo, también puede llegar a ser imprudente por lo que debe poner en práctica algunas de las características de seguridad para que su hijo pueda explorar con seguridad el barco. Hemos preparado para usted algunos consejos si está pensando en llevar a su hijo a navegar. En primer lugar, es necesario establecer claras reglas de seguridad que usted debe explicar a los ninos antes del viaje e insistir en ellas una vez que estén abordo. Ya que los niños se aburren fácilmente, se deben hacer distancias cortas de navegación. También puede tratar de "cortar" su ruta parando en una playa para correr y jugar.

Llevar los juguetes

No se olvide de llevar un montón de juguetes. También debe llevar equipo de buceo (a menos que su barco ya lo tenga) y recuerde que ese bote no es sólo de decoración, podría llevarse a sus hijos a la playa en él u organizar una excursión de pesca.

Presénteles a sus hijos su "casa flotante" para la semana. Muéstreles cómo utilizar los baños correctamente, cómo moverse por el barco, para que vean dónde está la botavara, los asideros y los pasamanos. Si a sus hijos les interesa (y no vemos ninguna razón para que no sea así), enséneles algo acerca de la navegación. Muéstreles los mapas y los instrumentos, explíqueles qué tipo de velas hay, enséneles sobre el viento, haga que participen al echar el ancla... Todo esto hará que se sientan implicados y lo más probable es que la "pasión por la vela" se encienda en ellos.

Expóngalos a su entorno - deles algunas lecciones de biología y geografía en la navegación. Ellos aprenderán cosas nuevas mientras se divierten.

Las medidas de seguridad

Respecto a la seguridad, la seguridad física es la principal prioridad para los ninos a bordo. Las normas de seguridad deben seguirse estrictamente, sobre todo en lo que se refiere a los niños más pequenos. El barco tiene que tener la red de seguridad  que detenga cualquier tipo de deslizamiento por la borda. Todos los niños deben usar un chaleco salvavidas cuando estén en cubierta, ningún niño debe ir a la cubierta de proa cuando se navega, y si las condiciones atmosféricas se hacen realmente muy duras, los niños deben ir a la parte inferior. Para mayor seguridad, un arnés también es una buena idea. Sin embargo, aparte de todas estas medidas de seguridad, lo mejor es la supervisión de los padres.

Por supuesto, todo esto no significa que usted deba atar a sus hijos y que no les permita mover un músculo. Que sean niños. Que se muevan por el barco libremente y deje que ellos se diviertan, pero sin olvidar nunca su seguridad. Entonces, ¿pueden navegar los niños? Desde luego que sí, pero sólo si se siguen todas las medidas de seguridad.